miércoles, 13 de noviembre de 2013

El mito de la caverna.



Imagina, dice Platón, unos hombres prisioneros desde niños en una oscura caverna. En ella viven atados de tal modo que sólo pueden mirar hacia la pared del fondo. Detrás de ellos se encuentra un pequeño muro y detrás de él, sin que los prisioneros puedan verlos, pasan unos extraños hombres hablando entre sí y portando objetos con figuras de cosas, hombres y animales; un poco más allá de ellos hay una hoguera. La luz de la hoguera ilumina a esos extraños seres y sus objetos de manera que la sombra de tales objetos se proyecta en el fondo de la cueva. ¿Qué será el mundo (pregunta Platón) para los prisioneros? Ellos creerán, sin duda, que la realidad serán esas sombras, así como los ecos de las voces de los portadores...

¿Pero qué pasaría si liberáramos a uno de esos prisioneros? Se quedaría asombrado al comprobar que lo que creía que era el mundo no era más que la sombra de cosas y seres que desconocía. Y si lograra salir de la cueva y ver, no objetos que figuran otras cosas, sino las mismas cosas iluminadas por el sol, se sorprendería aún más, pues comprendería que los objetos y sombras de la caverna no son sino copias de las cosas, aún más reales, que existen fuera. Mientras se acostumbrase a la luz solar, el prisionero tendría que mirar estas cosas reales en sus reflejos en el agua y otras superficies, pero más tarde podría mirarlas directamente, e incluso percatarse de que es el sol el que permite admirarlas a todas. 

Imaginaos que este hombre quisiera volver a la caverna a contarle a sus compañeros todo lo que ha visto. Al principio, y mientras se acostumbrara de nuevo a la oscuridad, se comportaría torpemente y sería el hazmerreir de todos. Pero cuando contara a los demás lo que ha visto fuera, sería aún peor: lo tomarían por loco e incluso algunos lo amenazarían de muerte. 




Esto es, en esencia, el contenido del mito. Aunque lo mejor es que lo leáis por vosotros mismos (en la carpeta de Textos PAU lo tenéis en una buena traducción). Una vez leído, claro, toca interpretarlo, que es lo interesante. ¿Qué creéis que nos quiere decir este mito? ¿Qué es lo que más os ha llamado la atención en él?

Por cierto, pulsando AQUÍ podéis escuchar el mito en nuestra versión radiofónica.




32 comentarios:

  1. El mito es como una interpretación de como unas personas aisladas del mundo durante toda su vida, ignorantes de la realidad de fuera de la caverna, que al salir uno encuentra un mundo realmente distinto para él, que es la realidad. También explica la teoría de las ideas y eso me llama la atención, los dos mundos: el sensible y el inteligible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien, Daniel. Aunque hay muchas más cosas que interpretar en el mito. El video, por ejemplo, se queda muy corto. Lo discutiremos en clase.

      Eliminar
  2. Pienso que el mito nos quiere contar lo que es la vida, primero nos manipulan y nos educan tal y como quieren, a medida que crecemos, maduramos y tomamos nuestras decisiones, ahi ya podemos estar saliendo de la caverna o estar viendo el reflejo en el agua, lo dificil es que nos deje de cegar la luz del sol, ahi alcanzariamos el saber. Me llama la atencion lo de cuando se ve el mundo real, los prisioneros te puedan tomar por loco, quizas si exista un mundo de ideas y este sea su reflejo, aunque esto no cabe en cabeza humana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jjajaj... Bueno, en la cabeza de Platón, al menos, si que cabía. Y, si lo piensas, lo que quizás no cabe en la cabeza (o en el alma) es que el mundo sea lo que vemos. Aunque, claro está, esto no lo piensa casi nadie. Y quien lo piensa y lo dice corre el riesgo, como ya advirtiera Platón, de que le tomen por loco.

      Eliminar
  3. Lo que más me llama la atención del mito es que Platón exprese de esta forma que somos prisioneros en un mundo donde manipulan los que creen saber más en función de lo que a ellos les interesa (con imágenes de cosas físicas) y que conforme pase el tiempo nos demos cuenta de lo que en verdad es la realidad (un mundo inteligible) y de que estábamos siendo engañados (con un mundo sensible).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mito de la caverna lleva dando que hablar 2500 años. La razón es que explica inmejorablemente, creo yo, no solo las teorías de Platón, sino también la situación en la que vive la gente de cualquier época (manipulados, presos de una visión "ingenua" de la realidad, etc.). Dentro de poco veremos también las interpretaciones políticas del mito.

      Eliminar
  4. Sinceramente de tantas teorías leídas ya no sé que pensar (Con lo fácil que era nuestro amigo Tales y su H2O). En este mito se puede observar la eternidad de las ideas. Aunque no se puedan ni imaginar (Como les pasaba a los encadenados) existen, solo hay que descubrirlas. Luego ya puedes elegir si quieres vivir con ellas aunque sean duras o vivir en la absoluta ignorancia, la cual para mucha gente es vivir siempre "Feliz". Como se decía en Expediente X, "La verdad está ahí fuera".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, Antonio, es un tópico pensar que la ignorancia da la felicidad. Aunque tendríamos que preguntarnos si tal cosa es realmente cierta. Otro tópico, que refleja muy bien el mito, es que "las apariencias engañan", y que la verdad, como se dice en esa película, está siempre más allá de lo que se ve, oculta, y que hay que descubrirla, o "salir a por ella". Esa búsqueda es la aventura de la filosofía.

      Eliminar
  5. kevin muñoz estrada14 de noviembre de 2013, 19:07

    osea que el mito de la caverna viene a decir que todo es una copia de algo y que esa copia de algo es a su vez una copia imperfecta no? por lo que dice en mi opinión todo es una copia de algo, en este caso es una imagen que se ha generado a través de las ideas y que nunca va a llegar a ser perfectas; pero estas copias nunca llegaran a ser perfectas? o solo serán una simple copia defectuosa de la representación de las ideas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Kevin. Las copias son siempre imperfectas con respecto al original o modelo y, por tanto, el camino, según Platón, no es buscar copias perfectas, sino buscar el modelo de esas copias, es decir, las ideas. Ese es el objetivo del filósofo: descubrir las ideas fundamentales que explican lo que son realmente las cosas y por qué son como son (y permiten también, más indirectamente, perfeccionar este mundo de cosas o copias todo lo posible).

      Eliminar
  6. pienso que todo es una cadena como dice mi compañero kevin todo es una copia de otra copia mi pregunta es porque platon no buscaba esas copias perfecta seria un ignorante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No entiendo tu pregunta, Alba. ¿Puedes repetirla?

      Eliminar
    2. me refiero que porque no le dio importancia a eso que se suponia que eran copias

      Eliminar
  7. Pienso que el mito de la caverna refleja muchos aspectos de la actualidad. Los prisioneros que están en la caverna viendo únicamente las sombras de los objetos de los otros prisioneros podría ser la sociedad actual que sólo ve lo que los medios de comunicación o los gobernantes nos quieren dar a mostrar, mientras ellos solo gobiernan por sus propios intereses.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien, Carlos, esa es una posible interpretación y aplicación del mito al mundo actual. El mito de Platón se puede utilizar para interpretar y comprender muchas cosas, de cualquier época y lugar.

      Eliminar
  8. Lo que quiere decir este mito es que quizás la realidad no es tal y como la conocemos sino como a otros les interesa que creamos que es la realidad para manipularnos.Lo que busca es que nos desatemos,o en nuestro caso pensemos si lo que creemos que es la realidad no es solo lo que percibimos de la sombra de la realidad y estamos equivocados.Me llama la atención que los prisioneros no se planteen que la realidad es algo más allá de lo que estan viendo y no quieran creer que la realidad es otra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, Paola, cuesta salir de un sueño. O tal vez la realidad sea, en efecto, lo que vemos, y todo lo que dice Platón no sea sino... un mito.

      Eliminar
  9. El mito nos quiere decir que vivimos en una realidad que nosotros creemos verdadera pero que en realidad no lo es, y que aunque nos indiquen que vivimos en una mentira es muy difícil que cambiemos nuestra forma de ver la realidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, Fernándo, no es nada fácil cambiar el modo en que vemos el mundo. Los argumentos de Platón son muy poderosos, pero tienen en frente a la "experiencia cotidiana" que parece decirnos, constantemente, que el mundo es... esto que tenemos ante los ojos...

      Eliminar
  10. El mito lo que pretende es mostrarnos el mundo sensible, frente al inteligible. Siendo la caverna el mundo sensible y el mundo de fuera de la caverna el mundo inteligible. Se ve como el mundo sensible no es mas que una copia del mundo de las ideas. Nos enseña a partir de los prisioneros, a los ignorantes, a las personas que carecen de conocimientos, también nos muestra el reflejo de las cosas como imágenes del mundo sensible, y las personas que llevan esas cosas, que se reflejan a partir del fuego serían los manipuladores, los que quieren tener engañados a los prisioneros. Por ultimo en el mundo inteligible nos muestra al Sol como a la idea del bien, la idea perfecta, superior a todas las ideas. Así Platón nos muestra que el mundo consiste en adquirir conocimiento, y que esto no es mas que descubrir cosas nuevas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que descubrir cosas nuevas, para Platón es descubrir lo que son de verdad las cosas, más allá de sus sombras y apariencias. Por lo demás, muy bueno el resumen (aunque no olvides que esa identificación entre los portadores de objetos y los que manipulan o engañan, es una interpretación --entre otras muchas-- que hicimos en clase; Platón no dice nada sobre eso).

      Eliminar
  11. Interpreto el mito en cierto modo como una breve biografía de Platón. Todos nosotros nacemos (mejor dicho, permitimos que nos descubran pues ya existíamos como idea) y nada mas nacer nos encadenan. A lo largo de los años vivimos sustentándonos de esas sombras y ecos generados por los transportadores de imágenes (¿las personas que nos rodean?) además nos acompañan otros esclavos (¿pueden ser también las personas que nos rodean?). En esa situación todos moriremos a no ser que nos liberen. Entiendo que Platón fue liberado de sus cadenas por su maestro Sócrates pero este último fue asesinado por aquellos cavernícolas que no le "aguantaron". Atendiendo a lo que dice el mito podría suponer que todo filósofo ha llegado a la superficie y que vive solo rodeado de cavernícolas y de pequeños grupos de filósofos.
    Tras reflexionar han aflorado en mi varias cuestiones (y otras muchas más):
    ¿Puede ser alguien esclavo pero a la vez portador de imágenes?
    ¿Por qué en el exterior nunca se pone el Sol? ¿No existe la oscuridad en el exterior?
    ¿Una idea puede "anular" a otra? Ejemplo: la idea de la existencia de la democracia --- la idea de la inexistencia de ella.
    ¿Por qué todo aquel que acaba de ser capaz de mirar al Sol desaparece?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intento responder a tus interesantes preguntas, Roberto.
      - Platón no dejó claro quiénes eran esos portadores. Si, tal como hemos interpretado en clase, eran sofistas (o, en términos modernos "creadores de opinión"), parece obvio que son también "esclavos", en el sentido en que dice Platón: prisioneros de una creencia falsa acerca de la realidad. Si los encadenados creen que el mundo son las imágenes del fondo de la caverna, los portadores parecen creer que el mundo son las cosas físicas entre las que viven. Ambos se equivocan, aunque los portadores un poco menos que los encadenados.
      - En el exterior, según el mito, también hay noche y día. La noche representa un paso intermedio en el conocimiento de las ideas, por el que el cavernícola ya liberado se acostumbra a la luz del sol en su reflejo lunar o contemplando las estrellas.
      - Tu tercera pregunta es interesantísima y conduce a preguntarnos cómo se relacionan las ideas. Es un tema muy complejo. Yo no diría que las ideas se anulen, sino que se oponen, complementan, se comprenden unas en otras, etc. Por ejemplo, la idea de democracia se opone a la de no-democracia (es decir, las ideas de tiranía, aristocracia, anarquía, etc.), comprendiéndose todas ellas bajo la idea de política.
      - Mirar el sol simboliza conocer absolutamente lo Absoluto. Si conociéramos perfecta y absolutamente la realidad estaríamos tan unidos a ella, como parte suya que somos, que, por así decir, se "borrarían" los límites entre ella y nosotros...

      Eliminar
  12. El mito quiere decir que vivimos en una realidad que nosotros creemos verdadera pero que no lo es, y que aunque nos digan que lo que vivimos es mentira, no cambiaremos de opinión tan fácilmente. Lo que más interesante me ha parecido ha sido como mantenían a esas personas ahí atrapadas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una buena interpretación básica del mito, Ricardo.

      Eliminar
    2. Aunque espero que seas mucho más explícito en los exámenes.

      Eliminar
  13. En referente a la clase de hoy,si lo que hacemos lo hacemos porque amamos algo(Ej:Hago ejercicio porque amo estar sano) entonces la gente que se suicida lo hace por amor a la muerte?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena observación, Alejandro. Yo no diría que el suicida ame la muerte en sí misma, sino como medio para otra cosa: para librarse de un dolor insoportable (en cuyo caso ama el placer), o para lograr algún objetivo personal o, por ejemplo, político (en cuyo caso ama a su patria, a sus ideas, etc.).

      Eliminar
  14. Para mi este mito sigue teniendo dos preguntas sin resolver:¿que une el mundo de la caverna (el físico) con el de fuera (las ideas)? y ¿que los diferencia?
    Porque de ser como este mito dice debe haber quien conozca los dos mundos, es decir que esté en contacto con los dos y que sería algo físico o no físico?
    Y en que se diferencian? Porque si se diferencian en algo físico ya no es una diferencia y si se diferencian en algo no fisico ya no puede estar en el mundo no físico y como todo es una idea y un reflejo deberian de parecerse y diferenciarse en algo que sea las dos cosas, porque es algo. Pero si es ni fisico ni es una idea que es? Porque entonces ya hay tres cosas, ¿que pasa?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy profundas tus observaciones, como siempre, Marian. En general, todo lo que planteas son los problemas típicos de cualquier ontología dualista. ¿Cómo resolverlos? Bueno, piensa en primer lugar que Platón no solo se deja interpretar como filósofo dualista, sino también como un filósofo profundamente monista. En este sentido, y aunque suene (necesariamente) raro, lo que une el mundo físico y el mundo ideal es que son el mismo, y lo que los diferencia es que no parecen serlo, es decir, el error, la falta de conocimiento o perspectiva que nos hace ver las cosas "dobles". Tú misma demuestras que las diferencias son imposibles, luego no las hay (no hay dos mundos). Aunque lo parezca. Ahora bien, podríamos decirle a Platón: ¿Y esa misma apariencia, de dónde sale, qué significa, por qué la hay?... Hay que seguir discutiéndolo.

      Eliminar
    2. Es muy difícil, si solo son como van a estar las imágenes? Es que no se, hay algo que se me escapa. Pero ya entiendo lo del monismo.

      Eliminar
  15. Para mí el mito de la caverna quiere explicarnos brevemente que en la realidad de las personas solo cabe lo que pueden ver. Por ejemplo: si crías a un niño en un cuarto y le dejas ahí el resto de su vida, en su realidad sólo estará esa habitación y aunque fuera haya un mundo lleno de posibilidades, esa idea no entra en su realidad porque nunca lo ha visto, en cambio para un niño que ha crecido en un país en guerra la realidad es completamente diferente, y así pasa con un niño que ha nacido en una familia adinerada, etc.

    Eso quiere decir que la realidad de una persona se basa en lo que hemos visto y hemos vivido, pero que exista es diferente, porque para el primer niño no hay nada más que una habitación en su realidad y eso no quiere decir que no exista un mundo fuera de ella.

    Mi conclusión: Cada persona tiene una realidad diferente, yo por ejemplo, no sólo creo en lo que puedo ver, porque en mi realidad está Dios y no le he visto, igual que para muchos otros no entra en su realidad porque no pueden comprobar que existe.

    ResponderEliminar