jueves, 15 de enero de 2015

LA FE contra/sobre/con/bajo/separada de LA RAZÓN

Muchos teólogos-filósofos medievales pretendieron utilizar la razón (y la filosofía) para confirmar las creencias cristianas. Esto les condujo a plantearse la relación entre la fe (creer por voluntad) y la razón (creer por entendimiento). ¿Son compatibles? ¿Qué relación puede haber entre ellas? Estas son las respuestas que dieron.


1. No hay relación posible. La fe es la única vía a la verdad (Fideísmo). Dios y su creación son misterios demasiado grandes para la razón humana. Querer comprenderlos es soberbia y pecado (el pecado original, acordaos, consistió en probar del árbol de la sabiduría). Además Dios es libre y omnipotente, hace lo que quiere, no lo que es lógico. El cristiano debe entregarse en brazos de la fe, ciegamente, sin entender (“Creo porque es absurdo”, decía Tertuliano). “Ora et labora” (reza y trabaja), esa es la vida que conduce a la salvación.

2. La razón se subordina a la fe (San Agustín y otros). La filosofía y la razón conducen a la fe en Dios. San Agustín (influido por el neoplatonismo) pensaba que el ser de las cosas reside en formas invariables e inmateriales que no pueden tener su origen ni en el mundo ni en el alma (pues ambos son variables e imperfectos), sino en Dios. Además, es la bondad de Dios lo que garantiza que nuestra razón no nos engañe. Dios está, así, al final y al principio de todo conocimiento: “entender para creer, y creer para entender”. La razón y la filosofía deben ponerse, pues, al servicio de la fe y la religión. Todo otro conocimiento es “vana curiositas” (vana curiosidad).


3. Fe y razón son distintas perspectivas de una misma verdad (Sto. Tomás de Aquino). Dios es un misterio, pero no sus obras o efectos: las Sagradas Escrituras y el mundo. Por la fe conocemos y confirmamos las Escrituras (teología sagrada). Por la razón conocemos el mundo (teología natural). Ambas obras (las Escrituras y el mundo) y ambas vías de conocimiento (fe y razón) son creación de Dios, por lo que son buenas y no pueden entrar en contradicción. Además, fe y razón colaboran. La razón ayuda a la fe con sus argumentos (demostrando la existencia de Dios y otras verdades cristianas), y la fe ayuda a la razón sosteniendo la creencia en la racionalidad del mundo.



4. La fe se subordina a la razón (Averroes y otros). Algunos filósofos medievales (pocos y considerados herejes) llegaron a sostener que la razón y la filosofía representan un tipo de conocimiento (de Dios y del mundo) superior al de la teología sagrada (mezcla de fe y razón) o al de la mera fe (que se vale de la imaginación y el sentimiento para acercar la verdad a la gente más sencilla). Esta fue una opinión marginal durante la Edad media.


5. Autonomía de la fe y de la razón. (Guillermo de Occam y otros). Fe y razón son formas de conocimiento totalmente distintas, cada una de ellas referida a un ámbito de realidad diferente. La fe y la religión se ocupan de lo sobrenatural (lo sagrado). La razón y la ciencia se ocupan del mundo natural (lo profano). Fe y religión no se contradicen porque no se ocupan de lo mismo. Cada una produce sus verdades, que son válidas en su campo, sin interferir la una en la otra (teoría de la doble verdad). Este dualismo (fe/razón, religión/filosofía, Dios/mundo, sagrado/profano, etc.) va a formar parte de la mentalidad moderna.




Si queréis más, aquí tenéis otra versión del mismo asunto.


Y aquí, la presentación de clase











6 comentarios:

  1. Raquel Díaz García16 de enero de 2015, 23:02

    Desde mi punto de vista la religión y la razón si son compatibles.
    Si hay algo que nos caracteriza a los seres humanos es nuestra razón, no precisamente nuestra fe, pero también hay que resaltar que somos seres sentimentales.
    La razón se ocupa de buscar una respuesta lógica ante cuestiones, como por ejemplo: ¿que son los sentimientos y dónde están?, pero hay respuestas que no están a su alcance por lo menos por ahora. Ningún humano por poco religioso que sea vive creyendo sólo lo lógico, todo el mundo cree en algo, aunque no sea religioso. Nadie duda de algo que no cree, por lo que las preguntas que se nos plantean a cerca de este asuntos nos obligan en cierto punto a tener aunque sea un poco de fe en ellas.

    ResponderEliminar
  2. Belen Periáñez Langa18 de enero de 2015, 12:32

    Estoy totalmente de acuerdo con el punto 5, y en parte con el punto 3.
    El punto 3, en el que se habla de la perspectiva de Santo Tomás de Aquino, se expone que la razón complementa a la fe y viceversa. Aunque sean conceptos totalmente diferentes, uno depende de otro; por ejemplo, al igual que un científico debe creer en lo que hace para descubrir algo, un cura debe tener argumentos razonables de por qué el cristianismo es bueno.
    La fe desde mi punto de vista no puede existir en ninguno de nosotros si no tenemos un motivo racional o sentimental para ello, y una explicación científica o filosófica no tiene validez si el que la planteó no cree realmente en ella.
    Por otro lado, en el punto 5 se defiende que la fe y razón con conceptos totalmente distintos y no pueden compaginarse. En realidad, uno se basa más en el "saber" a ciegas y la base del otro consiste en el saber con pruebas físicas y teóricas, por lo que muchas personas se ven obligadas a escoger entre ciencia o religión.
    Sin embargo, aunque aparentemente creamos que todo es cuestión de elegir, en nosotros puede convivir tanto la fe como la razón. La fe es una de las cosas que no se pueden explicar, simplemente la aceptas con todos sus misterios o la rechazas. La ciencia es la que te demuestra el por qué de todos los descubrimientos realizados, y como hoy en día nos fiamos más de los ojos, tiene más seguidores que el cristianismo.
    De hecho, numerosos científicos que han ganado premios Nobel como Albert Einstein (premio Nobel en física), Dereck Barton (en química) o Arthur Compton (también en física), dedicaron su vida a la ciencia y por ello no dejaron de creer en Dios. Todos ellos decían lo que he dicho anteriormente; la razón y la fe se complementan mutuamente. Además, hoy en día existen pseudociencias como la de la sábana blanca que investigan sobre la existencia de Cristo.
    A continuación te dejo un enlace muy interesante donde se puede leer más sobre científicos que defienden la armonía entre el conocimiento racional y la religión. http://www.aleteia.org/es/ciencia-y-medio-ambiente/noticias/premios-nobel-que-sostienen-la-armonia-entre-fe-y-ciencia-11714002

    ResponderEliminar
  3. Rubén Cuéllar 2ºB

    Me encuentro entre la idea de ''La Fé subordinada a la Razón'' y ''La Fé y la Razón son dos formas de pensamientos distintos''.

    ''Filosofando'' la primera idea, y recordando las lecciones platónicas y aristotélicas, pienso que la Fé no deja de ser una interpretación mas de la Idea del Bien o de lo Perfecto, que implica que la idea suprema sea eterna y inmovil. Cada religión interpreta esta idea personificada en un dios, y los simbolos de esta religión guardan cierta relación con los simbolos o pensamientos de las teorias de Platón.

    Por otro lado, esta la idea de la independencia entre Fé y Razón. Soy un defensor férreo del entendimiento, por lo tanto no me cabe en la cabeza que algo se haga '' por que si'' o ''por que no'' , mi cabeza me incita a preguntar, la Fé no me resuelve eso, mas bien no me queda claro su explicación final de las ideas y de la Idea del Bien.

    En fin, tendremos que pensar mucho mas.

    ResponderEliminar
  4. Laura Rodríguez Cepeda19 de enero de 2015, 23:31

    En mi opinión creo que Fe y Razón si son compatibles y estoy totalmente de acuerdo con el punto 5.
    Mientras que la fe se ocuparía de temas mas existenciales, la razón trata de explicar mediante argumentos lógicos hechos sucedidos en el mundo. Es posible que mediante argumentos lógicos sea imposible explicar la existencia de un Dios que lo sabe todo y es el creador del mundo pero muchos son los científicos que dedican su vida a estudiar y creen en Dios, también lo fue en su día por ejemplo Aristóteles que asociaba la causa final a la existencia de un Dios. Personalmente creo que tener fe en un Dios sea de la religión que sea no es un inconveniente para poder razonar o reflexionar, al contrario puede ofrecerte otra perspectiva diferente o ayudar a algun razonamiento

    ResponderEliminar
  5. ¿Ciencia ficción? Mover montañas sugiere que para Cristo el potencial humano da para más. Ni llevamos un Grano de Mostaza del total. ¿Estamos al inicio de la evolución espiritual, en una dimensión alejada de Dios, por eso tanto problema? La fe, o poder de interacción profundizante hacia Dios, según Cristo, es desarrollable, en unidades de "granitos de mostaza".
    El péndulo radiestésico para buscar agua es una pequeña montaña. Nombrando a Dios, gira.
    Bajar gratis minicurso R2-SFO y R4-SFO de www.internetcosmico.com. Un abrazo y disculpen molestias.
    Alberto Brehme P.

    ResponderEliminar