viernes, 31 de octubre de 2014

El mito de la caverna.



Imagina, dice Platón, unos hombres prisioneros desde niños en una oscura caverna. En ella viven atados de tal modo que sólo pueden mirar hacia la pared del fondo. Detrás de ellos se encuentra un pequeño muro y detrás de él, sin que los prisioneros puedan verlos, pasan unos extraños hombres hablando entre sí y portando objetos con figuras de cosas, hombres y animales; un poco más allá de ellos hay una hoguera. La luz de la hoguera ilumina a esos extraños seres y sus objetos de manera que la sombra de tales objetos se proyecta en el fondo de la cueva. ¿Qué será el mundo (pregunta Platón) para los prisioneros? Ellos creerán, sin duda, que la realidad serán esas sombras, así como los ecos de las voces de los portadores...

¿Pero qué pasaría si liberáramos a uno de esos prisioneros? Se quedaría asombrado al comprobar que lo que creía que era el mundo no era más que la sombra de cosas y seres que desconocía. Y si lograra salir de la cueva y ver, no objetos que figuran otras cosas, sino las mismas cosas iluminadas por el sol, se sorprendería aún más, pues comprendería que los objetos y sombras de la caverna no son sino copias de las cosas, aún más reales, que existen fuera. Mientras se acostumbrase a la luz solar, el prisionero tendría que mirar estas cosas reales en sus reflejos en el agua y otras superficies, pero más tarde podría mirarlas directamente, e incluso percatarse de que es el sol el que permite admirarlas a todas. 

Imaginaos que este hombre quisiera volver a la caverna a contarle a sus compañeros todo lo que ha visto. Al principio, y mientras se acostumbrara de nuevo a la oscuridad, se comportaría torpemente y sería el hazmerreir de todos. Pero cuando contara a los demás lo que ha visto fuera, sería aún peor: lo tomarían por loco e incluso algunos lo amenazarían de muerte. 

 


Esto es, en esencia, el contenido del mito. Aunque lo mejor es que lo leáis por vosotros mismos (en la carpeta de Textos PAU lo tenéis en una buena traducción). Una vez leído, claro, toca interpretarlo, que es lo interesante. ¿Qué creéis que nos quiere decir este mito? ¿Qué es lo que más os ha llamado la atención en él?

Por cierto, pulsando AQUÍ podéis escuchar el mito en nuestra versión radiofónica.



11 comentarios:

  1. Personalmente, el mito de la Caverna me resulta bastante interesante por su simbolismo. Después de haberlo leído, he llegado a la conclusión de que podría interpretarse como el paso de la ignorancia al conocimiento. El prisionero que habita en el interior de la Caverna ha vivido siempre entre tinieblas, sin conocer más allá que lo que lo alcanza a ver con el cuello encadenado. Le han obligado a ver la realidad que otros han impuesto. Sin embargo, al ser liberado se topa con un mundo completamente distinto al que él estaba acostumbrado a ver. Descubre, entonces, la luz, que podría representar la verdad, el bien o la sabiduría.

    Esto también me ha recordado a ese paso del mito al logos, pues, en cierto modo, los griegos también se encontraban en el interior de una Caverna donde los dioses y el Destino eran el “arkhé”. No obstante, al igual que el prisionero, su forma de ver el mundo cambió radicalmente en cuanto tuvieron la oportunidad de observar otros modos de vida. Esto les hizo cuestionarse cuanto habían creído siempre verdadero y, en consecuencia, les abrió ese camino hacia el conocimiento.

    Sin embargo, me ha llamado mucho la atención el hecho de que Platón mencione que, evidentemente, alguien que ha estado siempre en la oscuridad no es capaz de mirar directamente hacia el sol sin quedar cegado por su luz. Esto quiere decir, desde mi punto de vista, que al conocimiento se llega de forma progresiva porque es muy difícil convertirse en un sabio o en un iluminado cuando uno acaba de darse cuenta de que nada de lo que había conocido hasta el momento es real, único y verdadero.

    Creo, por otra parte, que este mito también quiere dar a entender que somos esclavos de nuestros ojos o, en otras palabras, de lo que vemos. Según Platón, la educación es la herramienta para remediar esto último, ya que nos ayuda a desarrollar la capacidad para razonar y, en consecuencia, nos hace seres capaces de criticar aquello que nos rodea. Precisamente por eso, al igual que el protagonista de esta historia, no seríamos capaces de volver a las tinieblas.

    En suma, me parece que es importante conocer este mito porque es intemporal, ya que se puede trasladar incluso a la situación que se vive hoy en día. Además, es una buena forma de empezar a plantearse si hay otra realidad que aún no hemos sido capaces de advertir. Por tanto, el mensaje que yo he extraído es que el conocimiento es poder, pero solo podremos utilizarlo para fines adecuados cuando tengamos espíritu crítico para no permitir que nos corrompan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excelente tu comentario, Elisa! Muy brillante la comparación con el paso del mito al logos. Y la idea del conocimiento como un proceso gradual.

      Eliminar
  2. El mito de la Caverna pretende hacernos comprender que podemos estar equivocados en lo referente a nuestra visión de la realidad. Como ha dicho anteriormente mi amiga Elisa, este mito es perfectamente aplicable a la época actual, en la que nosotros seríamos los prisioneros obligados desde pequeños a creer unas ciertas cosas, a actuar de un cierto modo, y finalmente, a pensar de un mismo modo o directamente, a no pensar.

    La Caverna podría ser el ámbito familiar en el que uno crece desde pequeño, educado por los padres de una determinada manera y siempre bajo su tutela. Sin embargo, el momento en el que el prisionero es liberado puede ser o bien la adolescencia, ese periodo de desobediencia y rebeldía que hace que se nos ponga el mundo patas arriba, o bien la hora de abandonar el nido y el calor de la Caverna para buscarse la vida, solo, sin la protección paternal.

    Las cadenas que nos atan pueden significar los deseos, los vicios del ser humano; mientras que las sombras de la pared de la Caverna pueden simbolizar el miedo, la ignorancia, la apariencia...
    Los prisioneros del mito de Platón estaban obligados a creer una única cosa, tal y como ocurre ahora. Una idea más radical de lo que podría ser esa Caverna en la actualidad, es el Gobierno, que nos manipula a través de los medios de comunicación como la prensa, los anuncios (que nos presentan una realidad idealizada y uniformada, y muchas veces de aparente felicidad. Esas personas de los anuncios llevan el mismo tipo de ropa, se comportan de forma parecida...), la radio, las revistas... El objetivo del Gobierno sería manipularnos para lograr sus intereses y dotarnos de una cierta libertad vigilada que nos hace pensar que somos dueños de nuestras acciones cuando normalmente, no es así. Pretende que las personas estén entretenidas ya sea comprando cosas innecesarias o hablando de cosas que carecen de importancia real, o viendo el fútbol o los programas de cotilleos que nada nos aportan. Todo esto con el fin de que sigamos siendo parte de un rebaño uniforme mientras que el Gobierno titiritero mueve los hilos de nuestra "realidad" sin que nadie se de cuenta...

    Para liberarse de las cadenas de la opresión hay que ser poseedor de una buena educación, para con ello ser crítico y no dejarse engañar, hay que mirar mas allá de los que todos ven, y no tener miedo a decir lo que se piensa, independientemente de que te tachen de raro, hay que dejar el rebaño y convertirse en un lobo ávido de conocimientos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Magnífico, Isabel. Casi me convences para no volver a ver la tele (bueno, salvo cuando pongan un programa sobre Platón :-)). En serio, un análisis profundo y muy bien escrito. Felicidades!

      Eliminar
    2. Marta Mayo Caballero4 de noviembre de 2014, 18:24

      No podia estar más de acuerdo contigo Isabel!
      Por suerte creo que somos una de las últimas generaciones que podrán liberarse de la caverna, es decir, ser capaces de desarrollar nuestras propias ideas sin la influencia del Gobierno o del resto de la sociedad. Esto lo digo porque cada dia dependemos más, ya no solo de la televisión, revistas o radio, sino mayoritariamente de las nuevas tecnologias y su desarrollo que avanza a pies de gigante. Pero creo, y espero estar en lo cierto, que hemos recibido una buena educación tanto familiar como escolar que nos servirá en la vida para nuestra liberación de la caverna.
      Me ha gustado mucho tu comentario.

      Eliminar
  3. A mi este mito me ha recordado enormemente a la película del Show de Truman, y me ha transmitido la misma idea: ¿cómo sabemos que todo lo que consideramos como realidad es real en verdad? Quien sabe si no estamos viendo sombras en una caverna o vivimos en un programa de televisión. Creo que lo que nos quiere decir este mito es eso, que no debemos fiarnos de nuestros sentidos para hallar la realidad si no que debemos ir más allá.

    A mi me ha llamado la atención que se llame diálogo cuando más bien parece un monologo, Glaucón prácticamente lo único que hace es darle la razón cuando es preguntado. También me ha llamado la atención que Platón diga: "Dios sabe si esto es realmente cierto" aunque supongo que será una traducción para facilitar la comprensión del texto.

    ResponderEliminar
  4. Aida González García 2ºD3 de noviembre de 2014, 22:45

    Yo lo veo como una clarísima metáfora sobre la opresión de los medios, lo cual me confunde porque en la época de Platón no existía la televisión, la radios, etc., pero es así, nos condicionan desde pequeños a seguir unos guiones, como si de una obra de teatro de tratase, y a actuar de determinada manera contra distintas adversidades. Nos meten en la cabeza desde pequeños que tenemos que ir a la escuela, a estudiar (o más bien, memorizar, vomitar en el examen y olvidar) y como recompensa obtenemos sentarnos frente a una caja boba, llámese televisión, portátil, ordenador, lo que sea, a que nos absorba las pocas ideas que habíamos conseguido obtener, nos meten en la cabeza como quieren que seamos, nos programan como a robots. Y, lo peor de todo, es que si alguien intenta desentonar y pensar por sí mismo, lo juzgamos hasta que le hacemos pensar que todo lo que ha hecho está mal. Esto es exactamente lo que nos describe el mito de la caverna.
    Realmente si alguien se diera cuenta por alguna casualidad de que vivimos en un sueño, o que nos tienen encarcelados como a los hombres de la cueva o algo similar, no volvería para demostrárnoslo, porque sabría que no le creeríamos y que encima le meterían en un manicomio por creer teorías tan irreales. Perfectamente podría haberse dado el caso, ¿cuántos profetas han estado en las calles desde tiempos inmemorables diciendo que han visto a dios?, ¿cuántas personas habrá en un centro psiquiátrico alegando que han vivido una experiencia extracorpórea y han visto la paz y la querían compartir?, ¿Cuántos? Y ¿les hemos creído?, pues no, y para colmo los hemos castigado por ello.
    Por todo esto creo que si se diera el caso de que alguien consiguiera darse cuenta de “La Realidad” no nos enteraríamos.

    ResponderEliminar
  5. Me parece un mito bastante importante y que en verdad nos hace reflexionar sobre muchss cosas de la vida. Nos hace ver que no hace falta ser ni poderosos ni nada para ver como es verdad que nos tienen las cabezas programadas para hacer siempre lo mismo que por mucho que hagamos siempre nos tienen como escñsvos , pero mas que eso yo pienso que lo que pasa que hacen de nuestra vida que a la vez que nos tienen retenido tambien convierten nuestra vida en una rutina. A pesar de esto me gusta y es un buen mito con el cual reflexionamos mucho sobre el sentido de la vida.

    ResponderEliminar
  6. Podria hacerte un gran comentario en el que estuvieses de acuerdo conmigo por ponerte lo que usted piensa, pero a mi este mito me dice solo una cosa: No somos nadie ni nada, pero como se yo que no somos nada ni nadie, si no somos nada... Pues si, esto es irreal y no sabemos ni nuestros propios pensamientoooss!!!!! Hasta los pensamientos cuando REFLEXIONAS desde un lado, luego son de diferente foma si los REFLEXIONAS desde otro lado.

    ResponderEliminar
  7. SANDRA UGALDE LÓPEZ

    A mi lo que me da a entender es que hace una crítica a las personas que no aceptan las ideas o pensamientos de los demás que sean diferentes a las suyas, como hemos visto en el momento en el que el personaje que salió de la caverna y que descubrió un nuevo mundo fue a contarle esto a los otros que estaban en la caverna y estos lo tomaran como un loco, lo que más me ha llamado la atención es que algunos hasta los amenazarían de muerte a este persona por su contar su propia versión de la realidad ,muy diferente a la de los demás.

    ResponderEliminar
  8. Isabel gutierrez 2C
    Aobre este mito pienso que quiere decir que los hombres que estan al principio en la caverna piensan lo que los gobiernos quieren que piensen estas ideas el gobierno se las mete en la cabeza tanto con television revistas radio si nos damos la television el mivil todo de ha convertido en parte de nuestra vida no podriamos vibir sin esas cosas y por vivimos atados a ellas.
    Pienso que esta sociedad critica a la gente por ser diferentes o no tener las mismas ideas que ellos me parece sorpremdente que en pleno siglo XXI todavia critiquemos a personas por simplemente no pensar igual que nosotros me parece de personas ue como no tienen nada mejor que hacer lo unico que sabe es meterse con los demas sin saber que al fin y al cabo todos somos diferentes los unos de los otros.

    ResponderEliminar